Neuropediatra en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cómo evitar los trastornos del neurodesarrollo?

Los trastornos del neurodesarrollo agrupan a un conjunto amplio y heterogéneo de condiciones de origen multifactorial, de inicio precoz en la vida, de curso crónico, altamente prevalentes, que determinan déficit de funcionamiento personal, social, académico u ocupacional, con los consiguientes costos personales, familiares y sociales. 

No hay una manera cierta de prevenir un trastorno del neurodesarrollo. Para las afecciones con vínculos con el medio ambiente y la genética, como el autismo y el TDAH, una buena atención prenatal aumenta las posibilidades de tener un bebé sano a término con un riesgo reducido de problemas neurológicos.

¿Qué causa los trastornos del neurodesarrollo?

Las causas de los trastornos del neurodesarrollo aún se desconocen en gran medida. En algunos casos, puede haber un factor genético; un trastorno del neurodesarrollo puede ser hereditario. Las investigaciones mencionan que existen ciertas cosas relacionadas o que ocurrieron durante el embarazo pueden desempeñar un papel en el desarrollo de estos trastornos, tales como:

  • Bajo peso al nacer
  • Contaminantes ambientales, como el plomo
  • Exposición fetal al tabaquismo, alcohol, drogas recreativas o medicamentos durante el embarazo
  • Nacimiento prematuro 

¿Cuáles son los tipos de trastornos del desarrollo?

El paradigma son los Trastornos del Espectro Autista (TEA), cuya expresividad clínica es muy variable. Por su relevancia y posibilidad de un tratamiento farmacológico específico está el Trastorno por Déficit y Atención e Hiperactividad (TDAH). Los Trastornos del aprendizaje también tienen una base neurobiológica y pueden asociarse con los anteriormente citados. 

El Trastorno del desarrollo intelectual es relevante por su trascendencia y repercusión en la vida de los afectados y sus familias. Otros son los Trastornos de la comunicación y los Trastornos motores.

Prevención de trastornos del neurodesarrollo

La fisioterapia tiene un papel fundamental en la prevención de los trastornos del desarrollo en edades tempranas, como por ejemplo en la adquisición del lenguaje o el reconocimiento de emociones, ya que contribuye a evitarlos, impulsando y estimulando el desarrollo cognitivo, físico y emocional desde el nacimiento.

  • Estimulación temprana

Mediante técnicas de Estimulación Temprana, se potenciarán las capacidades y destrezas que muestra el niño y se compensará o prevendrá cualquier déficit en su neurodesarrollo. Del mismo modo, se garantizará extraer el mayor provecho del proceso de aprendizaje y adquirir nuevas estrategias eficaces en la manera de interactuar con el entorno. 

Las terapias de Neurodesarrollo Infantil impulsarán las competencias psicomotoras del niño, facilitarán su articulación del habla, comprensión y expresión oral y favorecen las habilidades sociales del pequeño (empatía, asertividad, convivencia).

Efectos positivos de una rehabilitación temprana

El principal objetivo de la atención temprana es ofrecer un método preventivo que permita obtener los mejores resultados ante cualquier problema. Desde reducir ciertos efectos de un trastorno del desarrollo, hasta facilitar y optimizar el propio desarrollo, introducir mecanismos y herramientas necesarias para adaptar las necesidades de cada niño al mundo o atender, apoyar y cubrir las necesidades que las familias puedan tener a raíz de la aparición de cualquier trastorno. 

Así, además de prevenir ciertos problemas derivados de los trastornos de desarrollo, se pueden encontrar soluciones efectivas que permitirán, no solo contar con opciones más interesantes para cada niño, si no que también pueden crear una red de apoyo que eleve al máximo los progresos, mantenga al niño en un buen contexto que potencie sus habilidades y permita también un control periódico natural.

Evaluación neuropsicológica en los trastornos del desarrollo

Cuando se realiza una evaluación neuropsicológica infantil, uno de los retos es identificar en qué momento evolutivo se encuentra el niño, para poder explicar si el perfil cognitivo que presenta se debe a una alteración o a un retraso en el desarrollo.   

El objetivo principal de la evaluación no es sólo explorar cuáles son los déficits cognitivos resultado de la lesión cerebral, sino conocer qué capacidades permanecen preservadas, es decir conocer los puntos fuertes y débiles de su perfil cognitivo.

Las funciones cognitivas que se deben valorar en la exploración neuropsicológica infantil son:

  • Funcionamiento intelectual y madurativo
  • Lenguaje
  • Velocidad de procesamiento de información
  • Atención, memoria y aprendizaje
  • Percepción
  • Praxis
  • Funcionamiento ejecutivo
  • Aprendizajes instrumentales (escritura, lectura, cálculo y aritmética)

La intervención se trata de buscar estrategias para mejorar los déficits neurocognitivos, conductuales y emocionales teniendo presente la individualidad y demandas del niño. 

Esta terapia se sustenta en el concepto básico de “plasticidad neuronal”, que es la capacidad del sistema nervioso central de adaptarse funcionalmente después de una injuria y la capacidad del tejido nervioso de regenerarse o reorganizarse en función del cambio sufrido y en respuesta a una estimulación adecuada.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes