Neuropediatra en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Escala de Evaluación de Autismo en Niños (CARS)

El trastorno del espectro autista (TEA) es una discapacidad del desarrollo que afecta la forma en que una persona interactúa con el mundo. Puede causar dificultades con la socialización, la comunicación y el comportamiento. El término «espectro» se refiere a la amplia gama de síntomas y comportamientos que una persona puede tener.

La Escala de Evaluación de Autismo en Niños (CARS, por sus siglas en inglés: Childhood Autism Rating Scale) emerge como una herramienta valiosa para evaluar la presencia y la gravedad de los síntomas del autismo en niños. 

La CARS es una herramienta de evaluación diseñada para medir la presencia y la gravedad de los síntomas del autismo en niños. Se basa en la observación clínica del niño en diferentes áreas de funcionamiento, incluyendo la comunicación, la interacción social, el comportamiento estereotipado y la respuesta emocional. La escala proporciona una puntuación global que refleja el grado de compromiso autista del niño, lo que facilita el proceso de diagnóstico y la planificación de intervenciones específicas.

¿Cómo se desarrolla el trastorno del espectro autista?

El consenso general es que el TEA es un trastorno del neurodesarrollo que afecta el desarrollo del cerebro y perjudica el desarrollo de las habilidades sociales y de comunicación. 

En la mayoría de los niños, se desconoce la causa. Los factores ambientales, como las exposiciones a tóxicos antes o después del nacimiento, las complicaciones durante el parto y las infecciones maternas durante el embarazo pueden ser responsables de un pequeño porcentaje de casos. En niños con una predisposición genética, los factores ambientales pueden aumentar aún más el riesgo del niño de desarrollar trastorno del espectro autista.

Algunas personas creen, incorrectamente, que es causado por la exposición a ciertas vacunas o componentes de vacunas (particularmente las vacunas contra el sarampión y el timerosal, un conservante de mercurio que se usa en las vacunas). Sin embargo, se descubrió que el estudio principal que afirmaba encontrar un vínculo entre las vacunas y los TEA era falso y se retractó. NO hay evidencia de que alguna vacuna cause esta condición.

¿Cuáles son los beneficios de la escala CARS en el diagnóstico de TEA?

1. Evaluación integral: Permite una evaluación integral de los síntomas del autismo, teniendo en cuenta múltiples áreas de funcionamiento. Esto proporciona una visión holística del perfil del niño y ayuda a los profesionales de la salud a comprender mejor sus necesidades y fortalezas.

2. Objetividad y estandarización: Proporciona un marco objetivo y estandarizado para la evaluación del TEA, lo que ayuda a minimizar el sesgo del evaluador y garantiza la consistencia en la evaluación entre diferentes profesionales de la salud.

3. Diagnóstico diferencial: Ayuda a distinguir el TEA de otros trastornos del desarrollo o condiciones médicas que pueden presentar síntomas similares. Esto es crucial para asegurar un diagnóstico preciso y una planificación de tratamiento adecuada.

4. Seguimiento del progreso: Se puede utilizar para monitorizar el progreso del niño a lo largo del tiempo y evaluar la efectividad de las intervenciones terapéuticas. Esto permite ajustar el plan de tratamiento según sea necesario y garantizar una atención continua y centrada en las necesidades del niño.

5. Apoyo a las familias: Esta escala no solo ayuda a los profesionales de la salud a comprender mejor las necesidades del niño, sino que también proporciona información valiosa a las familias sobre el perfil de su hijo y las áreas en las que pueden necesitar apoyo adicional. Esto puede facilitar la búsqueda de recursos y servicios adecuados para el niño y su familia. 

¿Cuál es el proceso de evaluación con la escala CARS?

El proceso de evaluación con la escala CARS generalmente implica la observación directa del niño en diferentes contextos, así como la recopilación de información relevante de padres, cuidadores y maestros. Los profesionales de la salud evalúan el comportamiento del niño en áreas específicas, utilizando criterios definidos en la escala, y asignan una puntuación global que refleja el grado de compromiso autista.

Es importante destacar que la evaluación con la escala CARS debe ser realizada por profesionales de la salud con experiencia en el diagnóstico y tratamiento del TEA. Además, la escala ha sido validada para su uso en múltiples contextos clínicos y culturales, lo que garantiza su utilidad y fiabilidad en diferentes poblaciones de niños.

¿Cuáles son los 15 componentes de medición de la escala CARS?

La Escala de Calificación del Autismo Infantil (CARS) es una herramienta diagnóstica utilizada para evaluar a niños con posibles trastornos del espectro autista. La escala considera varios aspectos del comportamiento y las capacidades de un niño, observando tanto las habilidades como las dificultades en diversas áreas. Aquí están los 15 componentes de medición que la escala CARS evalúa:

  • Relación con las personas:

Evalúa la capacidad del niño para interactuar de manera apropiada con adultos y otros niños.

  • Imitación:

Mide la habilidad del niño para imitar acciones, expresiones faciales y sonidos.

  • Respuesta emocional:

Considera la adecuación de las respuestas emocionales a estímulos o situaciones.

  • Uso del cuerpo:

Evalúa cómo el niño usa su cuerpo, incluyendo movimientos peculiares o problemas de coordinación.

  • Uso de objetos:

Observa cómo el niño utiliza los objetos en el juego o en tareas.

  • Adaptación al cambio:

Mide la capacidad del niño para manejar los cambios en la rutina o el ambiente.

  • Respuesta visual:

Evalúa cómo el niño responde a estímulos visuales, incluyendo tanto el seguimiento visual como las reacciones a objetos o movimientos.

  • Respuesta auditiva:

Considera la respuesta del niño a estímulos auditivos, como su reacción a sonidos o la falta de respuesta.

  • Respuesta al dolor:

Mide las reacciones del niño al dolor físico, lo cual puede incluir respuestas atípicas o alteradas.

  • Miedo o nerviosismo:

Evalúa el miedo o la ansiedad del niño en situaciones cotidianas, que pueden ser excesivos o inapropiados.

  • Comunicación verbal:

Observa las habilidades y dificultades del niño con el lenguaje hablado, incluyendo la capacidad para usar y entender el lenguaje.

  • Comunicación no verbal:

Mide la habilidad del niño para comunicarse a través de gestos, expresiones faciales y otros medios no verbales.

  • Actividad nivel:

Evalúa el nivel de actividad del niño, observando tanto la hiperactividad como la pasividad excesiva.

  • Consistencia de la actividad intelectual:

Considera la consistencia y la adecuación del funcionamiento intelectual del niño.

  • Impresión general de autismo:

Basado en la observación general, este ítem evalúa la impresión del evaluador sobre si el comportamiento del niño es consistente con los perfiles de autismo.

Cada uno de estos componentes se califica con una escala que ayuda a determinar la intensidad o la frecuencia de los comportamientos observados, lo que contribuye a un perfil comprensivo que puede guiar el diagnóstico y las intervenciones subsiguientes. Esta evaluación integral permite a los profesionales identificar las necesidades específicas del niño y planificar los apoyos y terapias más adecuados.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno del espectro autista?

El trastorno del espectro autista (TEA) es una condición neurológica y de desarrollo que comienza en la infancia y continúa durante toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende. Los síntomas del TEA pueden variar ampliamente entre las personas, pero aquí se describen algunos de los más comunes, agrupados en varias categorías principales.

Dificultades en la comunicación e interacción social:

  • Problemas con la comunicación verbal y no verbal:

Esto puede incluir retrasos en el habla, dificultades para mantener una conversación, así como problemas para entender gestos y expresiones faciales.

  • Dificultades para compartir intereses o emociones:

Las personas con TEA pueden tener problemas para expresar sus propios sentimientos o para entender y responder a los sentimientos de los demás.

  • Falta de reciprocidad social:

Puede ser evidente una falta de interés en compartir juegos, actividades o logros con otras personas.

Comportamientos repetitivos o restringidos:

  • Movimientos repetitivos:

Como balanceo, girar o agitar las manos.

  • Rutinas o rituales estrictos:

La persona puede requerir una rutina diaria inalterable, y los cambios menores pueden provocar gran ansiedad o malestar.

  • Intereses fijos y absorbentes:

Intereses intensos en temas específicos que son anormalmente enfocados y restringidos.

  • Hipersensibilidad o hiposensibilidad a los estímulos sensoriales:

Esto incluye reacciones inusuales a sonidos, olores, texturas, luces y/o colores.

Desarrollo atípico en habilidades cognitivas:

  • Desigualdad en las habilidades de desarrollo:

Algunas habilidades pueden desarrollarse típicamente mientras otras pueden estar notablemente ausentes o retrasadas.

  • Problemas con la atención y la ejecución de tareas:

Dificultades para concentrarse en tareas o actividades que no son de su interés específico.

Dificultades en el manejo emocional:

  • Respuestas emocionales inusuales o extremas:

Las reacciones pueden no corresponder a la naturaleza del estímulo o evento.

  • Dificultades para adaptarse a situaciones nuevas:

Puede haber una resistencia considerable o angustia ante nuevas experiencias o cambios en el entorno o la rutina.

Cada persona con TEA presenta un conjunto único de habilidades y desafíos. La manifestación y severidad de los síntomas pueden variar significativamente, por lo que algunos individuos pueden necesitar poco apoyo en su vida diaria, mientras que otros pueden requerir apoyo intensivo y continuo. Es esencial entender que, aunque el TEA presenta desafíos, muchas personas con autismo también tienen habilidades únicas y pueden llevar vidas ricas y plenas.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes