Neuropediatra en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuándo se presenta Hipotonía Muscular en un niño?

La hipotonía muscular, también conocida como «síndrome del niño flojo,» es una condición que se caracteriza por una disminución del tono muscular, lo que resulta en músculos flácidos y poca resistencia al movimiento. Este trastorno puede manifestarse desde el nacimiento o desarrollarse en los primeros años de vida, afectando la capacidad del niño para alcanzar los hitos motores típicos del desarrollo.

¿Qué es la hipotonía muscular?

El tono muscular se refiere al estado de contracción parcial y continua de los músculos, incluso en reposo, que les permite estar listos para la acción y mantener una postura. La hipotonía muscular se produce cuando esta contracción es insuficiente, resultando en músculos que se sienten blandos y débiles al tacto. Los niños con hipotonía pueden tener dificultades para mantener la cabeza erguida, sentarse, gatear y, eventualmente, caminar.

La hipotonía muscular puede ser evidente desde el nacimiento (congénita) o aparecer en los primeros meses o años de vida. Los signos y síntomas incluyen:

  • Desde el nacimiento:

Un bebé con hipotonía congénita puede tener una postura flácida y dificultad para sostener la cabeza. También pueden presentar reflejos disminuidos y problemas para succionar y deglutir, lo que complica la alimentación.

  • Primeros meses de vida:

Los padres pueden notar retrasos en el desarrollo motor. El niño puede tener dificultades para girar, sentarse, gatear o caminar. Sus extremidades pueden parecer flácidas y tener una movilidad excesiva debido a la falta de tono muscular que sostiene las articulaciones.

  • A lo largo del primer año de vida:

Se puede observar un retraso en alcanzar hitos del desarrollo motor grueso y fino, un pobre control de la cabeza y problemas de coordinación y equilibrio.

Condiciones que se presentan con hipotonía muscular.

  • Síndrome de Down

El síndrome de Down es una afección genética causada por la presencia de una copia adicional del cromosoma 21. Los niños con síndrome de Down a menudo presentan hipotonía muscular desde el nacimiento. Esta debilidad muscular contribuye a los retrasos en el desarrollo motor y puede afectar la capacidad del niño para alcanzar hitos como sentarse, gatear y caminar.

  • Parálisis cerebral

La parálisis cerebral es un grupo de trastornos neurológicos que afectan el movimiento y la coordinación muscular. Puede ser causada por daño al cerebro en desarrollo, ya sea antes, durante o poco después del nacimiento. El ejemplo más común es cuando ocurre una falta de oxígeno al nacer. La hipotonía es una manifestación común en algunos tipos de parálisis cerebral, especialmente en los primeros meses de vida, antes de que algunos niños desarrollen hipertonía (aumento del tono muscular) a medida que crecen.

  • Atrofia Muscular Espinal

La atrofia muscular espinal (AME) es una enfermedad genética que afecta a las neuronas motoras en la médula espinal, que son responsables del control del movimiento muscular. Los niños con AME suelen presentar hipotonía muscular severa, debilidad muscular y problemas respiratorios debido a la debilidad de los músculos involucrados en la respiración.

  • Infecciones del sistema nervioso

Algunas infecciones pueden afectar el sistema nervioso central y resultar en hipotonía muscular. Por ejemplo, la meningitis y la encefalitis pueden causar inflamación y daño al cerebro o la médula espinal, lo que lleva a una reducción del tono muscular. Los niños afectados pueden mostrar signos de hipotonía junto con otros síntomas neurológicos como convulsiones o cambios en el nivel de conciencia.

Tratamiento de la hipotonía muscular: El papel de la rehabilitación

El tratamiento de la hipotonía muscular se centra en abordar la causa subyacente y mejorar la fuerza y la coordinación muscular. Dado que la hipotonía puede tener múltiples causas, es fundamental una evaluación completa que incluya un examen físico y neurológico, historia clínica detallada, pruebas genéticas, estudios de imagen y análisis de sangre y orina.

La rehabilitación física es un componente esencial del tratamiento para la hipotonía muscular. Los objetivos de la terapia de rehabilitación física incluyen mejorar la fuerza muscular, la coordinación y la función motora. Los fisioterapeutas diseñan programas de ejercicios personalizados que incluyen:

  • Ejercicios de fortalecimiento:

Para aumentar la fuerza en los músculos afectados y mejorar el control motor.

  • Ejercicios de flexibilidad:

Para prevenir contracturas y mantener la amplitud de movimiento de las articulaciones.

  • Entrenamiento de equilibrio y coordinación:

Para mejorar la estabilidad y la capacidad de realizar movimientos coordinados.

  • Terapia ocupacional:

Para ayudar al niño a desarrollar habilidades motoras finas necesarias para las actividades diarias como vestirse, comer y escribir.

En algunos casos, puede ser necesario un tratamiento médico específico para la causa subyacente de la hipotonía. Por ejemplo, los niños con trastornos metabólicos pueden requerir una dieta especial o suplementos nutricionales, mientras que aquellos con enfermedades neuromusculares pueden beneficiarse de medicamentos o intervenciones quirúrgicas.

La hipotonía muscular en niños puede presentarse desde el nacimiento o desarrollarse en los primeros años de vida. Su tratamiento requiere un enfoque integral y multidisciplinario que incluya al neuropediatra, con un énfasis especial en la rehabilitación física para mejorar la calidad de vida y las capacidades funcionales del niño.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes