Neuropediatra en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

 ¿Qué mide la prueba ABAS en niños?

El Sistema para la Evaluación de la Conducta Adaptativa (ABAS) es una de las grandes escalas de evaluación de la conducta adaptativa en el actual panorama internacional. Estas herramientas sirven para valorar un amplio conjunto de habilidades necesarias para que cualquier persona se desenvuelva autónomamente en su vida diaria.

Áreas tan importantes como el cuidado de uno mismo o las habilidades sociales son habitualmente el foco de la conducta adaptativa. Instrumentos de este tipo son muy populares y los emplea una gran variedad de profesionales e investigadores:

  • Neuropsicólogos
  • Pedagogos
  • Educadores
  • Terapeutas ocupacionales
  • Neurólogos
  • Neuropediatras
  • Logopedas
  • Psiquiatras, etc. 

ABAS consta de varias formas:

  • versión padres con dos formas (Infantil, 0 a 5 años y Escolar, 5-21 años), 
  • versión profesores con dos formas (Infantil, 2 a 5 años y Escolar, 5-21 años), 
  • una versión para adultos (16-89 años) que puede ser contestada como autoinforme o heteroinforme.

El manual del test recomienda la valoración de las conductas por más de un informante: padres y profesores, para las edades infantil y escolar; autoinforme y heteroinforme para la edad adulta. La tabla recoge el tipo de ejemplar de respuesta, la edad de aplicación, el informante, el número de ítems de cada ejemplar y el intervalo de ítems por área de habilidad.

¿En qué edad se aplica la medición ABAS?

El Sistema para la Evaluación de la Conducta Adaptativa-Segunda edición El ABAS-II es aplicable desde el nacimiento hasta los 89 años.

¿Cual es el objetivo de la medición ABAS?

Su objetivo es proporcionar una evaluación completa de las habilidades funcionales diarias de una persona en distintas áreas y contextos.

¿Qué áreas evalúa ABAS?

Las áreas que evalúa son: Comunicación, social, utilización de los recursos comunitarios, habilidades académicas funcionales, vida en el hogar o vida en la escuela, salud y seguridad, ocio, autocuidado, autodirección, empleo y motora. Esta última únicamente se incluye en los ejemplares Infantil-Padres e Infantil-Profesores, destinados a los niños pequeños (de 0 a 5 años y de 2 a 5 años, respectivamente).

Estas escalas pueden ayudar a cuantificar las diez áreas de habilidad adaptativa que exige el DSM para un diagnóstico de la discapacidad intelectual. Esta información resulta igualmente útil bajo el estándar del DSM-5, aunque en este no se enumeren expresamente las 10 áreas de habilidad; en cambio, hace énfasis en la necesidad de examinar la conducta adaptativa en múltiples contextos, aspecto clave del ABAS-II al contar con varios modelos de ejemplar dirigidos a diversos informadores.

Además, el ABAS-II también ofrece puntuaciones en tres índices globales: Conceptual, Social y Práctico, así como un índice de Conducta adaptativa general (CAG). Estos índices facilitan la valoración de los tres tipos de conducta adaptativa que propone la AAIDD en la actualidad. 

¿En qué enfermedades se puede utilizar la medición ABAS?

El ABAS-II, aunque es aplicable a cualquier persona de la que se precise medir su capacidad para desenvolverse en su vida cotidiana, se emplea mucho principalmente en la evaluación de la discapacidad intelectual, así como en los trastornos del espectro autista, el TDAH y el deterioro cognitivo

¿Qué es la discapacidad intelectual?

De acuerdo a la OMS la discapacidad intelectual se caracteriza por déficit significativos en diversas áreas y funciones durante la etapa del desarrollo como las funciones cognitivas, el lenguaje, la motricidad, y la socialización lo cual se expresa a través de limitaciones en el aprendizaje, la conducta adaptativa, y las habilidades

¿Qué especialista debe ver y tratar la discapacidad intelectual?

Los especialistas más capacitados para tratar la discapacidad intelectual son el neuropediatra, el neuropsicólogo, el psiquiatra y el genetista. Dado que la discapacidad intelectual se acompaña de múltiples comorbilidades como Epilepsia, Parálisis cerebral infantil, trastorno del espectro autista entre otras, el neurólogo pediatra es de suma importancia para la valoración y tratamiento de dichas comorbilidades.

¿Cuál es la etiología de la discapacidad intelectual?

Hay muchos factores de riesgo que pueden predisponer al desarrollo de la discapacidad intelectual como lo son el retraso del crecimiento intrauterino, la hipoxia-anoxia neonatal, farmacos teratogenicos consumidos por la madre, infecciones intrauterinas como rubéola o citomegalovirus, condiciones que predisponen a microcefalia y sobre todo factores genéticos. Hasta un 50% de los casos de discapacidad intelectual se puede detectar la causa entre un 30 y 40% las causas son teratogénicas ambientales,prematuridad 20%, 1 al 5% de origen metabólico.

Muchos síndromes genéticos se acompañan de discapacidad intelectual, por ejemplo en síndrome de Down es la principal causa de discapacidad intelectual de origen cromosómico, el síndrome de X frágil es la causa principal de discapacidad intelectual de origen monogénico. por lo cual la valoración de la dismorfología es de suma importancia.

Cuál es el abordage neuropediátrico de la discapcidad intelectual?

El abordaje neuropediátrico de la discapacidad intelectual es crucial para mejorar la calidad de vida de los niños afectados y maximizar su potencial de desarrollo. La discapacidad intelectual se caracteriza por limitaciones significativas tanto en el funcionamiento intelectual (capacidad de aprendizaje, razonamiento, resolución de problemas) como en el funcionamiento adaptativo (habilidades prácticas para la vida diaria).

Enfoque Multidisciplinario

Un equipo multidisciplinario es fundamental en el abordaje neuropediátrico de la discapacidad intelectual. Este equipo puede incluir:

  • Neurólogos
  • Pediatras
  • Psicólogos
  • Terapeutas Ocupacionales y Fisioterapeutas
  • Educadores Especializados

Evaluación Integral

La evaluación inicial incluye pruebas de inteligencia, pruebas adaptativas y evaluaciones neuropsicológicas para comprender las fortalezas y debilidades del niño. Es fundamental identificar cualquier causa subyacente potencial que pueda ser tratada o manejada para mejorar los resultados.

Intervenciones y Tratamientos

Las intervenciones varían según las necesidades específicas del niño, pero pueden incluir:

  • Educación Especializada:

Adaptada a las capacidades individuales del niño, con enfoque en estrategias de enseñanza que maximicen el aprendizaje.

  • Terapias:

Como la terapia del habla y lenguaje para mejorar la comunicación, terapia ocupacional para habilidades motoras finas y actividades de la vida diaria, y fisioterapia para mejorar la movilidad y la coordinación.

  • Apoyo Familiar:

Proporcionar recursos y apoyo emocional a los padres y cuidadores para facilitar un ambiente de apoyo y estimulación en el hogar.

Planificación a Largo Plazo

Es crucial desarrollar un plan a largo plazo que considere las necesidades médicas, educativas y sociales del niño a medida que crece. Esto puede implicar transiciones graduales a diferentes entornos educativos y sociales, así como la planificación de servicios de apoyo continuo en la adultez.

En resumen, el abordaje neuropediátrico de la discapacidad intelectual se centra en la evaluación integral, la intervención temprana y multidisciplinaria, y la planificación a largo plazo para optimizar el desarrollo y la calidad de vida del niño afectado.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes